Es claro que estamos en tiempos de cambios, en los que nos han cambiado todas las preguntas cuando pensábamos que teníamos todas las respuestas…En ese orden de ideas también es el momento de rescatar sanas costumbres y apropiarnos de los buenos hábitos, como respetar la palabra, el tiempo de la gente, hablar la verdad que sea necesaria, tener integridad y ética… Pero se preguntaran donde encaja todo esto con inmobiliarias y bienes raíces, pues bien en todos estos ires y venires de la profesión he podido darme cuenta y vivir en carne propia, como todos estos hábitos o principios como quieran llamarlos, cada vez parecen más olvidados; empecemos por “La palabra”,  tesoro de nuestros abuelos y padres que ya nadie usa ni respeta, difícilmente alguien se atrevería a hacer una promesa de compra o venta con el solo aval de la palabra, aun sabiendo quien es quien en la negociación, la respuesta es “uno no sabe, el corazón del hombre se daña a la voz de dinero” y vamos a ver y es verdad; pero que decir del respeto por el tiempo, nos  vale cinco dejar al agente inmobiliario plantado en el lugar de la cita, o llegar una hora mas tarde, o peor aun guardar un silencio pasmoso sin contestar siquiera el  wsp o el teléfono para dar una simple excusa o una explicación o simplemente decir la verdad, que no nos interesa el negocio, que encontramos otro agente u otro inmueble o dar un simple gracias.

Y si a integridad o ética nos vamos es peor, el cliente busca sacar a toda costa el sitio del inmueble para ir directamente con el dueño y “ganarse el descuento de la comisión,” o la competencia se toma todo el tiempo necesario para desacreditar con mentiras los argumentos de un colega para venderle al cliente su propiedad, o simplemente dañar el otro negocio.

 Y así,creo que todos tendríamos miles de casos de la vida real para contar, que nos han lastimado, desanimado y muchas veces desilusionado de nuestra profesión  y lo peor de la gente.

Entonces la invitación es a que aprovechemos esta época de cambios, en que la situación es difícil para todos y nos hagamos la vida mas fácil siendo respetuosos con el trabajo y con el tiempo del otro; que entendamos que en la medida que  rescatemos  la confianza y el valor de nuestra palabra, tendremos  clientes contentos con nuestro trabajo, y que estos clientes a su vez podrán contar con agentes inmobiliarios  idóneos honestos y comprometidos  a hacer el mejor esfuerzo por prestarles un excelente servicio.

Podremos decir entonces que la pandemia dejó, no solo nuevas preguntas si no mejores respuestas.


CARMEN ELISA CALDERON J.
CARMEN ELISA CALDERON J. Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2020 tengotuinmueble2.com.co, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co